Tal y como nos comprometimos al lanzar la encuesta, aquí va el resumen de los resultados que obtuvimos de, entre 200 y 205 respuestas (no todo el mundo responde a todo).

Lo presentamos gráficamente para que su interpretación sea lo más sencilla posible.

1.- Presentación de la muestra/perfil del usuario de VF:

 

2.- Presentación de información relativa a aspectos concretos relacionados con la actividad:

TD significa: Técnicos deportivos

No TD: hace referencia a los/as encuestados/as que afirman tener formación en montaña, pero de carácter federativo

Sin formación: aquellas personas que responden que carecen de formación en montaña.

Los siguientes tres gráficos corresponden a la pregunta: ¿Cómo valorarías de 1 a 10 el nivel de seguridad de las VVFF que has realizado?

En este caso, se preguntaba si se había presenciado algún rescate alguna vez. 31 personas respondieron que sí, y estos fueron los motivos que propiciaron el accidente:

Como veis, coincide en gran medida con las dificultades de progresión que se suelen encontrar los usuarios (el 33% que respondieron haberse encontrado alguna vez en esa situación).

 

3.- Por último, en este tercer bloque, paso a exponer una información que considero es de relevancia para posibles promotores de vías ferratas, pues refleja muy bien lo que más valoran los usuarios de este tipo de instalaciones deportivas:

Los tres siguientes gráficos, corresponden a preguntas de respuesta múltiple, por lo que cada encuestado/a podía señalar tantas como quisiera.

En relación a si se consideraba que estas actuaciones mejorarían la seguridad de las VVFF:

A nivel general se pueden extraer 11 conclusiones:

  1. El usuario es predominantemente hombre, de edad entre los 29 y 55 años, siendo más probable que se encuentre entre los 36 y 45 años.
  2. La mayoría están federados, tienen algún tipo de formación en montaña y realizan otras actividades físicas.
  3. El 83% consideran que una VF es una instalación deportiva.
  4. Casi un tercio de la muestra ha realizado VVFF que estaban cerradas (con el incremento de riesgo que ello conlleva)
  5. Cuándo se pregunta sobre si se considera más peligroso escalar o hacer una VF, se percibe claramente la inversión de percepción de los más expertos (Técnicos Deportivos) y el resto. Es CLAVE la percepción del riesgo asociado a una VF, pues actualmente uno de los problemas existentes es que los usuarios no están sabiendo medir adecuadamente el riesgo asumido con esta actividad.
  6. La seguridad percibida de las instalaciones es alta: sobre un 7 entre los TDs y sobre un 8 en el resto.
  7. Los principales problemas de progresión y motivos de rescate se dan consecuencia de errores humanos.
  8. Las motivaciones principales para realizar una VF son el Deporte y la Naturaleza, posicionándose la “adrenalina” en tercer lugar, pero a bastante distancia de las dos primeras.
  9. Los 3 requisitos más valorados de una VF son: el entorno donde se encuentra, el diseño del itinerario, que plantee diferentes retos y que la información disponible sea fiable y accesible.
  10. La principal fuente de información son los portales web especializados.
  11. Un tercio de los usuarios consumen una media de 15 euros por VF. Una cuarta parte consumen una media de 5 €. Un 17% afirma haber consumido servicios de alojamiento y solo un 4% dice no haber consumido nada.

¿Os sorprenden estos datos? ¿Tenéis alguna pregunta? Muchas gracias a todos los que participasteis, esperamos que os sea de utilidad la información.