El riesgo ha sido considerado parte del juego de la escalada desde sus orígenes en la roca. Un seguro flotante que no sabes si aguantará una caída, ese bloque tan alto que caer supondría hacerse daño seguro, esa vía de deportiva con alejes de pánico… Escalar en el límite físico y de seguridad, dominando la situación de incertidumbre y controlando el riesgo para evitar las posibles consecuencias negativas ha sido parte de las motivaciones y quehaceres de los escaladores de roca.

 

Hoy en día la escena ha evolucionado hacia la escalada fitness, practicada en entornos controlados donde el usuario se despreocupa de la gestión del riesgo, o en todo caso asume una parte de manera informada y consentida de mutuo acuerdo.

 

Es el marco legal el que prevee los principales riesgos a contemplar, pero ello no quiere decir que sean los únicos, o que la inexistencia de normativa concreta nos vaya a librar de las consecuencias de un accidente debido a una situación no regulada por norma y no anticipada por los manager de la sala. ¿Hicimos todo lo posible para evitarlo?

La industria de la escalada indoor, rocódromos o salas de bloque es muy joven y por ello no posee una lesgislación específica muy extensa. Unicamente existe un desarrollo del área de contrucción. Esto nos lleva a deber consultar varias normativas paralelas.  Si a esto sumamos las competencias de las diferentes C.C.A.A y los diferentes ministerios para legislar hace del control de riesgos en una sala de escalada una tarea dificil.

En el rocódromo los riesgos deben de ser minimizados al máximo. Una inversión en la prevención de riesgos no ha de verse como un gasto sin más, sino que el cumplimiento de la legislación vigente como poco evita problemas en posibles multas, quebraderos de cabeza con las inspecciones y accidentes. Un usuario o trabajador lesionado son pérdidas para el negocio

Vamos a hacer un repaso de los riesgos genéricos y específicos y plantearemos también algunas recomendaciones para controlarlos:

LOS RIESGOS PARA EL NEGOCIO. Hablamos de aquellos que son generales de cualquier negocio y cómo se traducen en nuestro negocio de instalación deportiva de escalada.

 

1- Titulaciones de los Recursos Humanos. Las correspondientes leyes de deporte, juventud y turismo activo contemplan el tipo de titulaciones que deben poseer los monitores o técnicos que trabajarán en la sala. En función de los productos y servicios de la sala podremos tener necesidades en tres áreas bien diferenciadas: RENDIMIENTO, INSTALACIÓN de presas, ANIMACIÓN y GESTIÓN de SEGURIDAD y para cada una de estas tenemos titulaciones concretas como monitor y director de tiempo libre, CAFEM, TAFAD, MEF, INEF, TD2, Experticias… cada uno tiene unas competencias muy concretas y limitadas que a veces se confunden o interpretan a voluntad. ¿Quién de estos puede gestionar la seguridad de una cuerda? ¿Quién puede entrenar? ¿Quién puede trabajar con menores de edad? ¿Quién puede colocar las presas de una vía de escalada colgado de una cuerda?.

2- Prevención de riesgos laborales. Existe toda una serie de elementos genéricos ya contemplados para cualquier oficio como: la carga de pesos, la manipulación de mercancias peligrosas, el trabajo en altura, la prevención de enfermedades profesionales… En general es la empresa que debe velar por el cumplimiento de estos requisitos por parte de sus trabajadores: información de riesgos del puesto de empleo, revisión medica,proveer los EPIs (Equipos de Protección Individual)…

¿Que es un route setter o equipador? Es una de las piezas clave del rocódromo, es el instalador de presas para crear itinerarios escalables y también una de las principales dificultades del sector para cumplir con los requisitos de titulación necesarios. No existe una titulación concreta, es un trabajo creativo y artístico poco profesionalizado ni valorado todavía en nuestro país, pero el oficio sí está regulado por la normativa de PRL, en concreto el RD 2177/2004 contempla las medidas a tomar en trabajos de instalación suspendido de cuerdas, los trabajos a alturas mayores de 2 y 4 metros, así como los requisitos para la manipulación de grúas elevadoras. Si se equipa con cuerda la ley del PRL contempla la obligatoriedad de posesión de titulación de Trabajos verticales. Si se equipa con grúa la posesión del carné de manipulador de grúa y si se utliza escalera a mayor altura que 2 m se debe poseer el carné de trabajos en altura.

3- Información a los usuarios. Dar la mayor cantidad de información de un modo eficaz y con un mensaje claro nos ayudará a dar valor a nuestro producto y minimizar los riesgos.T enemos varios tipos de usuarios, que utilizan diferentes canales y tecnologías para informarse. ¿Hablamos el mismo idioma que nuestros clientes?

La falta de información suele provocar sorpresas y malos entendidos. La convivencia entre usuarios y servicios también es importante, la disponibilidad de espacios y planificación de horarios expuesta de un modo anticipado ayudará a generar mayor satisfacción en la experiencia de uso. Nos gusta darnos cuenta que un negocio hace las cosas pensando en el placer de sus usuarios.

¿Qué incluye el precio o cuota de entrada de la sala? Nos gusta saber por lo que estamos pagando. Informar detalladamente de qué incluye el precio de entrada dará valor al propio servico, se convertirá en un ejercicio de transparencia hacia el consumidor y será nuestro compromiso de servicio. 5€ = uso de instalaciones de escalada, 20 itinerarios nuevos cada semana, sala y baños limpios, agua caliente, wifi….

Las normas de uso y riesgos es uno de los aspectos que mas preocupa a las salas en su vertiente de “el accidente que queremos evitar”.  Ese accidente implica un disgusto, una persona dañada, un cliente que dejará de utilizar nuestros servicios un tiempo,  una posible demanda de responsabilidad, un posible impacto en la reputación e imagen de la sala… En general todos aspectos evitables con un sistema de prevención.

¿Todos los usuarios pueden utilizar todos los espacios de la sala? ¿Hay algún artilugio cuyo mal uso pueda provocar un accidente? Hablamos de los niños en las máquinas del gimnasio. ¿Basta informar? ¿ A los menores o a su tutor legal? ¿Debe estar presente el tutor legal en todo momento? ¿Por qué no está vallado el gimnasio?

Los responsables del rocódromo deben identificar cuáles son los riesgos y tomar medidas para minimizarlos. Este es el punto de partida para poder crear una normativa de uso que debidamente informada al cliente, garantice a la sala que el este es consciente de los peligros, sabe como gestionar la parte de riesgo que le corresponde y asume voluntariamente las posibles consecuencias de un mal uso.

¿Cómo garantizamos esto en la sala?

 

RECOMENDACIONES

  • Tener contemplado en el plan de Recursos Humanos una política de contratación clara.
  • Realizar un plan de prevención de Riesgos Laborales.
  • Contar con un Plan de Mantenimeinto.
  • Programar revisiones periódicás de la instalación.
  • Contar con una herramienta Checklist Básicos de Seguridad de Sala.
  • Establecer un protocolo de recepción e inscripción de usuarios.
  • Firmar por escrito un consentimiento informado de usos y riesgos del rocódromo.
  • Disponer de normativa de usos facilmente comprensible y presente en todos los espacios de la instalación.

¿Quieres auditar la seguridad de tu rocódromo? ¿Ha habido un accidente y necesitas un abogado especialista?

1 + 12 =