Si bien algunos estáis más al corriente que otros, nos gustaría recordaros que Gael lleva un tiempo investigando el complicado mundo de las Instalaciones Verticales en la Naturaleza “con la excusa” del Trabajo de fin del Máster en Derecho de los Deportes de Montaña. Fue por este motivo que el pasado mes de Junio lanzamos una encuesta destinada a usuarios de Vías Ferratas y sobre la cual nos comprometimos a divulgar los resultados.

Por otro lado, quiero aprovechar este post para informar os de que en el siguiente enlace tenéis disponible un resumen del TFM en el que he intentado condensar las principales conclusiones del mismo. Resumen Trabajo Fin de Máster AVAD. Áreas Verticales de Actividad Deportiva. Vías de escalada y vías ferrata como instalación deportiva. 

El trabajo se titula “Áreas Verticales de Actividad Deportiva, AVAD. Lo menos posible y todo lo que sea necesario” y parte de la idea de que tanto las Vías de Escalada como las Vías Ferratas son Instalaciones Deportivas, tal y como así considera el Consejo Superior de Deporte y todos los Censos autonómicos de Instalaciones Deportivas.

A partir de ahí, la pregunta que surge es la de: ¿Se está aplicando la normativa existente en términos de cesión de uso del suelo, medio ambiente, urbanismo, deporte, consumo, industria y trabajo a este tipo de instalaciones? La respuesta es No.

Entonces, ¿puede la administración desatender e ignorar la existencia de este tipo de instalaciones deportivas con riesgo para la seguridad de las personas y de acceso libre? Es lo que hace en la mayoría de los casos, y es por ello que en el trabajo analizo cuál sería el encaje de este tipo de instalaciones en todos los ámbitos comentados y que se traduce en:

  • Contratos de cesión del suelo, públicos o privados en función de su titularidad
  • Informes medioambientales o autorizaciones en el caso de Espacios Naturales Protegidos que evalúen la incidencia que puede tener dicha instalación fija y su posterior uso en zonas sensibles medioambientalmente hablando.
  • Posible necesidad de adaptación de los Planes Urbanísticos para contemplar el uso lúdico/deportivo de estos espacios deportivos + licencias urbanísticas de obra, en su caso.
  • Obligación de censar dichas Áreas de Actividad Deportiva en los censos de instalaciones deportivas.
  • Información suficiente y adecuadamente canalizada para los usuarios.
  • Proyectos técnicos de mayor o menor magnitud firmados por profesional competente para dichas instalaciones
  • Formación de los instaladores/equipadores (trabajos verticales + anclajes + experimentados escaladores)
  • Recomendable formación de los usuarios de Áreas de Actividad Deportiva desde las Federaciones en colaboración con la Consejería de Deporte correspondiente.

Se incluye además un borrador de decreto que pretende ser un punto de partida sobre el que empezar a trabajar para dotar de una regulación específica a este tipo de instalaciones, pues ello considero que mejoraría tanto la seguridad jurídica de la situación actual como la integridad física de sus usuarios. Como sabréis los que seguís las noticias de montaña, los rescates sobre todo en Vías Ferratas, pero también en Vías de Escalada, están aumentando considerablemente por el incremento de practicantes no familiarizados suficientemente con la vertical y las destrezas técnicas necesarias para desenvolverse con seguridad sobre la misma. Formación, concienciación, información y garantía de la seguridad de las instalaciones, son palancas que considero que necesariamente hay que activar para mejorar la situación actual.

Y sobre todo, y prioritario:

Definir entre asociaciones de equipadores, marcas de fabricantes y FEDME, unos criterios consensuados de equipamiento seguro de Vías de Escalada y solicitar a las Consejerías de Deporte de cada Comunidad Autónoma financiación para emprender cuanto antes un Plan de Actuación de Reequipamiento/Restauración de las decenas de miles de Vías de Escalada ya instaladas en nuestro país.

Seguiremos trabajando por crear soluciones.